El público busca en los lineales de los supermercados la salsa bbq donde encuentra la mayonesa, la mostaza y el resto de salsas estandarizadas y conocidas popularmente. De todos es sabido que en Norteamérica hay otra salsa que compite estrechamente con la barbacoa. Ni más ni menos que el ketchup, el otro ingrediente imprescindible de los hot dogs, siguiente producto estrella del denominado fast food que invade el planeta por detrás de las hamburguesas.

Puede que la receta de estas dos salsas sea bastante parecida si no fuera por el inconfundible sabor ahumado y picante de la barbacoa. Las marcas de fabricantes de salsas en USA que lo elaboran son todas, como ocurre con la mayonesa o la mostaza. Pero la más apreciada por el consumidor y a la que se le otorga el honor de ser la salsa original es Hunt’s, porque está elaborada según la tradicional receta americana y además tiene tres variedades a elegir: original, miel y mostaza y hickory & brown sugar para satisfacer distintos paladares.

Los ingredientes del producto fabricado suelen figurar en su etiqueta. Pero además de los que parecen ser naturales como el vinagre, la miel o la mostaza, aparecen otros como el ketchup sustituyendo al tomate, el almidón de maíz y una lista de productos conservantes para que el producto dure mucho hasta llegar a la mesa del consumidor, donde debiera desaparecer rápido para ir a comprar más y poder seguir así incorporándola a numerosos platos.

Pero la receta casera ya dejó de ser un secreto. Aunque hay muchas adaptaciones y cada cual tiene su truco para elaborarla, la salsa barbacoa para costillas que compramos en el supermercado nos parece más genuina o más cercana a la original y sigue siendo la más adecuada para asados de cerdo, pollo o de cualquier otra carne y para hacer las delicias de todos los comensales con otra infinidad de recetas.

Aun así, muchos se atreven a prepararla en casa para sorprender el paladar de propios y extraños en la típica barbacoa de verano. Es entonces cuando cobra importancia la receta de la rica salsa bbq y nadie quiere que la suya no esté a la altura de los paladares más exigentes. Por ello sigue siendo la estrella de las salsas en los lineales de los supermercados y tiendas especializadas. Busca la tuya en tu punto de venta habitual y empieza a aderezar tus platos aportando el auténtico sabor americano.